Los orígenes del Plataformismo, sus prácticas en la región chilena. Análisis desde una visión anarquista

Dentro de lo que actualmente podríamos denominar el “movimiento” anarquista existen variadas corrientes ya que agrupa a individuos que están lejos de ser homogéneos. Desde posturas insurreccionales que platean la revuelta y el rechazo a toda forma de autoridad hasta planteamientos más cercanos a la izquierda como lo es el plataformismo.

El plataformismo tiene sus orígenes en 1926, año en el que anarquistas ucranianos y rusos exiliados en París publicaron la “Plataforma Organizacional de Comunistas Libertarios” en el periódico bimestral Dielo Truda (La Causa de los Trabajadores), publicación impulsada notoriamente por Piotr Archinov y Néstor Machno, quien fue un celebre guerrillero. Dicho documento proponía homogenizar al movimiento anarquista convirtiéndolo en una gran Plataforma que debía convertirse en la Organización única de los libertarios donde debía existir una estructura con un centro directivo y un programa a seguir junto con una disciplina y un deber a cumplir por todos y todas, desplazando y rechazando la libertad de cada individuo y la horizontalidad de organización, además debía convertirse en quien dirigiera a las masas y no en conjunto como lo propone el anarquismo. El documento afirmaba que en ese entonces el movimiento anarquista era débil a raíz de ser heterogéneo y de la gran cantidad de causas que abarcaba. La Plataforma no tardo en ser el blanco de las fuertes criticas del anarquismo internacional, figuras como Errico Malatesta, Luigi Fabbri, Camilo Berneri, Sebastían Faure, Max Nettlau, Alexander Berkamn y Emma Goldman entre otros celebres ácratas expusieron su rechazo a las propuestas de la Plataforma Organizacional, considerándole otra forma más de organización leninista, y no era de extrañar pues uno de sus notorios promotores, Piotr Archinov antes de integrarse al anarquismo en 1906 fue militante en las filas bolcheviques.

A pesar de que el Plataformismo tiene una corta vida dentro del movimiento anarquista a raíz de la gran cantidad de críticas que fue objeto y de nunca desarrollar efectivamente sus métodos, reaparece nuevamente con fuerza a partir de 1968 en Europa y Latinoamérica.

El plataformismo en la región chilena

En la región chilena, el plataformismo aparece en 1999 con la fundación del Congreso de Unificación Anarco-Comunista (CUAC), propuesta que tenía el mismo fin de homogenizar y agrupar a todo el movimiento anarquista chileno de ese entonces para convertirle en un “Frente de Masas”, afortunadamente dicho objetivo no tuvo éxito y lentamente la CUAC fue desapareciendo. En la actualidad la única organización que logro sobrevivir en la región con un planteamiento de practica plataformista es el actual Frente de Estudiantes Libertarios (FEL), quienes han desarrollado el plataformismo a nivel estudiantil y que cada vez se han alejado más de su ultima sigla “libertaria”, ya que se han centrado en demandas reformistas y conceptos marxistas como “poder popular” (explicar el por qué los libertarios le rechazamos no es la tarea de este texto). Además de desprestigiar otras practicas anarquistas, el Frente de Estudiantes Libertarios ha demostrado su malestar al solo concepto “anarquismo”, buscándole siempre silenciar, pero un malestar que no han expresado al compartir puestos de poder con individuos de la izquierda en federaciones estudiantiles.

Las prácticas de los actuales libertarios plataformistas chilenos son similares con cualquier práctica marxista, puesto que reproducen la verticalidad en los sindicados, la delegación del poder en las federaciones estudiantiles, y lo más repudiable por los ácratas ha sido la descalificación que hemos sido blanco quienes participamos y levantamos activamente otras propuestas anarquistas, ya que el plataformismo chileno se autodenomina como la única propuesta seria de organización y guía (no parte) de la revolución social.

Para finalizar recomiendo leer el Ensayo “Entre la Plataforma y el Partido: Las tendencias autoritarias y el anarquismo” de Patrick Rossineri.

Escrito por Ayelén de la Revuelta.
Periódico anarquista El Amanecer.

Acerca de Cuerpo sin órganos

El Amanecer es un periódico producido desde el año 2011 en aquel territorio que llaman chile. Nos presentamos como una editorial anárquica en su profundo sentido de negación a cualquier forma de sometimiento y sujeción, cabe decir que no entendemos el anarquismo como una ideología o alguna que otra fantasía de la sociedad idealista platónica, para nosotrxs la anarquía es devenir y NO ser; en ese sentido no concebimos al anarquista como una identidad sino como una forma de resistencia desterritorializada y fuga al estado de las cosas que nos somete. Actualmente la edición impresa del periódico se encuentra en un estado de pausa ya que quienes le editábamos nos encontramos en un momento de (auto)producción periférica de saberes. A la fecha seguimos produciendo artículos, ensayos y manifiestos que abordan temas como el esquizoanálisis, contrafilosofía (michel onfray), antipsiquiatría, teoría queer feminista, situacionismo, nihilismo y cualquier cuestión asociada al anarquismo como nosotrxs lo deseamos.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los orígenes del Plataformismo, sus prácticas en la región chilena. Análisis desde una visión anarquista

  1. Choca. dijo:

    Excelente texto… ojala Ramirez lo lea y abra los ojos luego de la típica discusión de lo “popular”

  2. Esteban dijo:

    El relato de los orígenes del “plataformismo” es bastante inexacto. La Federación Anarco Comunista de Bulgaria aplicó con bastante éxito sus postulados en medio de una guerra cruenta y brutal en los balcanes durante esos años, y la FCL francesa en los 50 desarrolló una interesante práctica (con todas las críticas que se le deban hacer a esa experiencia) desapareciendo debido a la potente represión que debieron enfrentar debido a su apoyo a los luchadores por la libertad de Argelia -mientras los cómodos anarquistas “oficiales” franceses se mantenían en sus sillones, algo fácil desde un país imperialista-.

    De igual forma, el que Archinov hubiera sido bolchevique antes de 1906 no dice nada porque el partido bolchevique como tendencia en la socialdemocracia rus nació recién en 1903… o sea que con suerte fue bolchevique 3 años…. En todo caso, Johann Most, insigne impulsor de la “propaganda por el hecho”, fue militante del partido socialdemócrata en Alemania muchos años, y cuando arribó a EE.UU. tubo cruentas peleas con Emma Goldman.

    Arshinov en la introducción que escribió a la plataforma reconoce que el documento (un simple bosquejo, como lo califica) tiene deficiencias y que deben ser trabajadas, y si bien se afirma que se busca generar una organización y un programa para el anarquismo, en ninguna parte dice que esa unidad sea a la fuerza, sino que política en torno a un programa concreto propuesto, y generado en la organización, y la disciplina se entiende en función de ese acuerdo previo. En ninguna parte se dice que dicho acuerdo no está abierto a la discusión y reevaluación de la militancia y como lo veo yo, no existe un rechazo a la libertad de cada militante y de la horizontalidad, tampoco un papel “dirigente” d las masas, sino algo más ligado a la idea que el mismo Bakunin expresaba de un “estado mayor” del pueblo, que para él incluso debía ser en una organización secreta…. Por lo demás las críticas de Berneri por ejemplo no eran de plano, basta con leer los artículos que elabora en “Guerra de clases” durante la guerra civil española, y sus críticas a la triste actuación de la FAI.

    Sobre el CUAC, algunas precisiones históricas: el CUAC no busca homogenizar y agrupar al movimiento anarquista, para nada. En la misma convocatoria al congreso de noviembre en FETRACOMA el 99 se dice TODO LO CONTRARIO, que si algo queda claro es “la imposibilidad de agrupar a todos los libertarios en una misma organización” debido a sus diferencias -algo más que manifiesto luego del fracasado encuentro de marzo de 1997 organizado por anarcosindicalistas de Temuco en Santiago, en Serrano 444, y de los continuos quiebres de los colectivos en sus coordinaciones. Por eso se realiza una invitación en base a 4 criterios: tener la voluntad de organizarse, ver el anarquismo como expresión de la lucha de clases, sostener el cambio revolucionario de la sociedad con todo lo que implica y que sean anarquistas con inserción social y trabajo, o sea de acción.

    Sobre el FEL, no entiendo la relación entre el ser “plataformista” (que no lo es, por lo demás), y un “alejamiento” de lo libertario por ser “reformistas” (cosa que no se argumenta políticamente, sólo se afirma gratuitamente), mucho menos el que “poder popular” sea un concepto “marxista”.

    Otra cosa, es falso que en el FEL haya un “desprestigio de otras prácticas anarquistas”, basta recordar la declaración de la sección de Santiago (si mal no recuerdo) ante la muerte de Mauricio Morales y la airada reacción de algunos de sus cercanos rechazándola… también sería interesante saber qué “puestos de poder” se tiene en una federación estudiantil…

    La práctica política de los compañeros en sindicatos ¿por qué es vertical? ¿qué propuesta plantearían? porque lo que se ve es bastante exitoso… un sindicalismo organizado, de clase, combativo, que triunfa, que crece, que avanza, que reconoce en el anarquismo una expresión propia… repito mi pregunta sobre la “delegación de poder” en federaciones estudiantiles, y nuevamente, pido por favor que se explique directamente esa “descalificación” de “quienes participamos y levantamos activamente otras propuestas anarquistas” cuando cualquier “discusión” entre tendencias del anarquismo chileno termina en insultos de inmediato por parte de todos los lados. Por lo demás, es difícil que los varios cientos de militantes del FEL se hagan cargo de lo que con suerte hacen algunos.

    Por último ¿dónde “el plataformismo chileno” se denominó la única propuesta seria de organización y guía de la revolución chilena? porque no recuerdo ninguna declaración de ninguna organización comunista libertaria chilena que afirme eso.

    Si vamos a hacer críticas que sean reales, argumentadas (no con acusaciones al voleo) y por sobre todo, políticas y concretas. Seamos serios con este tipo de cosas, porque me parece que hay cosas en este artículo que en mi opinión, son irresponsables. No quiero faltarle el respeto a nadie, sólo creo que para hacer una crítica política hay que ser precisos, porque hay hartas cosas que aquí se dicen que son erradas.

    • El articulo se basa en experiencias del autor y no necesariamente en declaraciones y ese tipo de cosas, por lo mismo se trata de una “visión” que tiene mucho que ver con una interpretación personal e individual del autor.

      Ahora, no pretende ser una verdad absoluta, es solo una opinión para el debate, y por supuesto que lo que más molesta de esto, es la critica a las organizaciones plataformistas chilenas, y como ya quedo explicito anteriormente, se basan en experiencias y no en datos de otros libros.

      Respecto a los datos del origen de plataformismo, se baso en el libro que se recomienda anteriormente y como no se abundo en ellos, sino que se analizaron superficialmente, en su final se recomienda el libro.

      Eso, saludos, y sigamos el debate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s