La no profundización en la crítica antipatriota. La juventud anarquista y las fiestas patrias

Antes que nada me gustaría dejar en manifiesto que lo siguiente viene a criticar no solo a los anarquistas que sin querer o sin malas intenciones participan en las celebraciones patriotas, sino a la juventud en general que se reivindica así misma como “crítica” pero que son sus practicas las que reproducen aquello mismo que critican, está vez nos limitaremos de acuerdo al contexto en el que en la región chilena se encuentra sucediendo a solo hablar de la patria.

Es tanto ideológica como histórica la crítica que el anarquismo ha realizado en contra de la construcción cultural y política denominada “patria” o “nacionalidad”, resulta indignante e inaceptable para la idea misma cualquier anarquista que pretenda si quiera justificar o utilizar como un medio factible el discurso patriota, puesto que se da por entendido que a través de ese mismo discurso se ha explotado, asesinado, degrado y dividido al oprimido durante siglos. Es por eso que los anarquistas y cualquiera que quiera realmente poner en jaque las bases de la opresión debiera extirpar de sus cabezas cualquier pensamiento patriota manifestado en las conductas y en el lenguaje cotidiano de los individuos, me refiero a la xenofobia, a la participación y adoración a símbolos o eventos que veneren la patria chilena.

También llevándolo al terreno más cotidiano, he realizado ciertas observaciones entre los círculos juveniles y anarquistas en los que me he desarrollado ideológicamente y he participado activamente, y es justamente cuando llegan las fiestas patrias donde noto la no profundización de muchos compañeros en las temáticas y críticas ideológicas que suponen abordar, especialmente la antipatriota. Inicialmente levantan un discurso incendiario en contra de la bandera, el gobierno, en el mejor de los casos incluso el rodeo, pero aquello sólo termina estancándose en el discurso, más allá de que románticamente se den ocasiones donde se quemen banderas en la calle -ocasiones en las cuales por supuesto participaría-, puesto que he notado que tras ese discurso no se cuestionan su asistencia a ramadas, fondas u otras actividades y eventos que tienen como único fin la veneración de la construcción patriota a la cual antes llamaban incendiar. Los compañeros que asisten argumentan que lo hacen sólo por diversión y no por veneración o celebración, supongamos que esto es así, ¿pero no es su asistencia misma un motor y una validación de la construcción patriótica?, si, lo sostengo, ya que no puedes llamar a incendiar la bandera o cuestionar la construcción patriótica desde la fonda, desde la ramada o desde un baile de cueca puesto que son cuestiones totalmente evitables y de las cuales nos merecemos nuestra marginación, porque es sólo en la marginación donde abrazamos la crítica y el cuestionamiento que pueda poner en jaque cualquier problema.

LAS FIESTAS PATRIAS ALTERNATIVAS.

También están los que asisten a las fondas y ramadas alternativas, hablo de las que se autodenominan “antipatriotas”, veganas o vegetarianas, sí bien el discurso es notablemente atractivo, termina siendo participe del espectáculo patriota, puesto que resultan la alternativa perfecta para los que quieren “celebrar con rebeldía”, ellos que levantan consignas donde afirman que “no hay nada que celebrar” y que por eso mismo asisten a la alternativa, pero es aquella misma alternativa la necesaria contraparte que necesita la construcción patriótica para incluir a todos dentro de su espectáculo y sus rituales patriotas, incluso a los más rebeldes, sin las alternativas los marginados seríamos muchos más.

En septiembre no hay nada que celebrar.
La quema de la patria vendrá.

Escrito por Amelia Ayelén (aporte).
Publicado en El Sol Ácrata n°19, septiembre de 2013.

Anuncios

Acerca de Cuerpo sin órganos

El Amanecer es un periódico producido desde el año 2011 en aquel territorio que llaman chile. Nos presentamos como una editorial anárquica en su profundo sentido de negación a cualquier forma de sometimiento y sujeción, cabe decir que no entendemos el anarquismo como una ideología o alguna que otra fantasía de la sociedad idealista platónica, para nosotrxs la anarquía es devenir y NO ser; en ese sentido no concebimos al anarquista como una identidad sino como una forma de resistencia desterritorializada y fuga al estado de las cosas que nos somete. Actualmente la edición impresa del periódico se encuentra en un estado de pausa ya que quienes le editábamos nos encontramos en un momento de (auto)producción periférica de saberes. A la fecha seguimos produciendo artículos, ensayos y manifiestos que abordan temas como el esquizoanálisis, contrafilosofía (michel onfray), antipsiquiatría, teoría queer feminista, situacionismo, nihilismo y cualquier cuestión asociada al anarquismo como nosotrxs lo deseamos.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La no profundización en la crítica antipatriota. La juventud anarquista y las fiestas patrias

  1. Daniel dijo:

    Mmm bien, aunque no estoy de acuerdo en la inclusión de la cueca como un elemento puramente patriótico. Es como decir que no hagamos poesía porque Neruda era estalinista. La cueca es música y baile, eso para mí.

    • Pero según el contexto donde se hace alusión es claro que el autor o autora se refiere a la cueca patriarcal y patriota. Es cierto que existen otras.

    • gastonrubinski dijo:

      Estimado Daniel, yo estimo que en parte tenés razón pero el tema es el contexto en que se aplica la música y el baile. La burguesía y el clero quieren que el pueblo festeje y se distraiga y para ello han fijado fechas que ellos han creído más conveniente a sus intereses oligárquicos, bajo el rótulo de “fiestas patrias”. Esta es una de tantas formas de dominio de masas que emplean esta minoritaria clase autoritaria.
      Lo que se pide a los jóvenes que simpatizan con la filosofía anarquista es que tomen con seriedad la lucha (en realidad la guerra) iniciada por la emancipación de los trabajadores proletarios. Para ello debemos profundizar los estudios y poder comprender por qué miles de trabajadores han dado su vida por la causa anarquista. Ser coherentes en nuestra prédica de liberación, igualdad y justicia lo que implica saber distinguirnos como trabajadores de la clase explotadora burguesa.

      • Dauglir Glaurunga dijo:

        trabajadores proletarias? disculpa pero para mi la lucha anarquista es algo que parte desde el individuo, desde mi y mis afines y no desde una ficticia “clase trabajadora” o el “pueblo explotado”. por otro lado, por si no la sabias, la libertad, la igualdad y la justicia son justamente valores izquierdistas y democraticos que la “burguesia” ha asimilado como parte del sistema de dominacion, como postula Kazscinky, asi que, mas que hacer eco de lxs amos, deberiamos abandonar tales consignas democraticas. no somos democratas, menos explotadxs, somos individuos en guerra contra toda autoridad! los conceptos burgueses e izquierdistas a la hoguera de la insurreccion!

  2. Comparto la idea en lo mas básico: no hay nada que celebrar. Pero que jóvenes vayan a las ramadas a divertirse no implica un cambio en la crítica visión al sistema. Las practicas de celebrar no reproducen en ningún sentido lo que se quiere criticar, el hecho de bailar, tomar o simplemente disfrutar de la existencia humana, no tiene relevancia alguna en el sentido de apoyar el sistema.

    Me parece que celebrar, tomar -perdiendo conciencia, y por tanto voluntad- no proyecta discurso alguno en ningún sentido. Es solo eso: existir.

    Celebraré no la independencia burguesa de la clase dominante, sino la mera alegría básica humana junto a mi polola y mis seres queridos. Tomare terremotos profundos con epicentros en mi alma.

    un abrazo.

  3. seba dijo:

    nos sentimos proletas y comprendemos las estructuras de control, pero que mas puedo hacer si trabajo todo el mes y el 18 es el unico fin de semana donde nos podemos juntar familiares y amigos de pobla que no nos vemos casi nunca.

  4. Darío dijo:

    Al hablar de revolución por parte del individuo segregas el movimiento, ya que no habrá algo en común, ni intereses en general como lo haría una revolución por parte de los proletarios. Las bases siempre serán la lucha de clases.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s