El sexo como obligación social. La supuesta libertad sexual y la norma

s“La sexualidad es como las lenguas. Todos podemos aprender varias.”

Beatriz Preciado.

A partir del siglo XIX se vendrían construyendo una serie de retoricas teóricas que derivarían en la hipótesis represiva del sexo, como respuesta a ello Michel Foucault sería antagonista desclasificando desde una perspectiva histórica el origen falaz de dicho postulado, analizaría el desarrollo no represor de la sexualidad(1). El filósofo francés nos diría que solo a partir del siglo XVII el sexo sería silenciado –no quiere decir reprimido- y homogeneizado a la regulación de dispositivos sexuales direccionados por la norma, funcionará entonces por normalización y no por prohibición o represión.

La intelectualidad dominante, los medios de información masiva y el discurso colectivo Occidental se volverían a esforzar tras concluidos ciertos regímenes represores fascistas de finales del Siglo XX en instalar en nuestro imaginario social la hipótesis represiva del sexo, tarea que ya había comenzado un siglo antes, ello no sería sin intenciones previas, serviría para justificar un conjunto de procesos biopoliticos que llevarían a promocionar un tipo de sexualidad única y direccionada por la construcción dual de género(2), por la heterosexualidad y por las relaciones de poder. Se constituiría entonces una norma sexual que enseñaría o homogenizaría –a través de instituciones y agentes normativos- a todos los miembros de la sociedad a normalizarse a su cuadro, se promocionaría a través de la norma la “libertad prometida” como respuesta a la hipótesis represiva, pero no sería más que otro truco del poder dominante.

Por medio de la norma sexual, la cultura imperante capitalista construiría una sociedad sexual en principio y desarrollo, se impondrán modelos de vida sexual, se venderá a través del sexo todas las mercancías -¿o el sexo se mercantilizaría?- sean tangibles o no, las relaciones sociales responderán a un tipo de imaginario sexual pre-determinado por la norma, está será propagada por diferentes estímulos del mercado. Las instituciones y relaciones de intercambio sexual –el novio, los amantes u otras- serán reguladas por el modelo de sexualidad impuesto, el placer sexual será producto de intercambio capitalista.

Por otro lado las instituciones normativas medicas, la mediatización de imágenes –la publicidad, la industria del porno, el mercado, etc- y el discurso colectivo de la “vida sana” se encargarían de transformar el sexo como acto en una obligación, ritual y contrato social del sujeto “normal y sano” con su contexto, se hablaría de la edad para tener sexo, por supuesto obedeciendo a un proceso previo de sexualización normativa en la infancia. El sexo pasaría a ser gracias a literatura de erótica micro-capitalista y discursos de la medicina institucional sinónimo de una “vida sana y plena”, casi respondiendo patrones falaces que en el pasado sirvieron para construir la tiranía de la belleza. Se patologizará cualquier rechazo al desarrollo sexual impuesto, se intentará corregir tipos de sexualidad fuera del cuadro, y se buscará la normalización de resistencias individuales o colectivas a la norma.

Serán también sectores supuestamente disidentes quienes promocionaran la obligación normativa del sexo, aparecerán eróticas eufemísticas y discursivas patriarcales que servirían para transformar a la mujer –“libre” dirán- en una maquina sexual a la par con la exigencia social al hombre, se tratará de responder a la supresión erótica de la mujer con recolecciones de orgasmos que pasarán a ser mediaciones de un sexo mercantil y regulado por las estructuras de la norma sexual y no mucho menos también por el patriarcado como sistema social hegemónico. Serán los discursos de “libertad sexual” y otro tipo de eufemismos los soportes de la norma en los sectores disidentes. Un ejemplo histórico de lo fracasado que resultaría esto sería la sexualidad supuestamente libre que presentaba el movimiento hippie en los 60 y 70, ya sabemos cómo terminaría aquel proceso de normalización después.

El desarrollo de sexualización normativa tendrá dos caras, uno que será promocionado por el mercado y otro que será difundido de manera silenciosa en las relaciones, el segundo será silencioso porque debe convivir con la moralidad cristiana, pero tanto la norma sexual como el pensamiento cristiano cohesionaran en muchos aspectos, por ejemplo coincidirán en la monogamia como institución normativa predominante –no significa que no se promocionen transgresiones previstas-, lo mismo pasará con la heteronorma, o el discurso patriarcal en torno a la figura de la mujer.

Posiblemente lo expuesto servirá para ser la caricatura fácil de puritanismo, pero muy por el contrario se ha tratado de cuestionar la estructura actual del sexo, así mismo lo falaz que resulta la retorica de la “libertad prometida sexual”, no invitando a dejar de tener sexo ni queriendo sugerir que la abstención sea algún tipo de resistencia –aunque tampoco se afirmaría lo contrario-, sino a la reflexión crítica y subversiva en torno a la pedagogía sexual que hemos codificado en nuestras vidas.

Escrito por Orlando S.
Periódico anarquista El Amanecer.

Notas:

(1). La Historia de la Sexualidad, Vol 1: La voluntad del saber, Michel Foucault (1979)
(2). Se sugiere leer “El Género en Disputa” (1999) de Judith Butler.

Anuncios

Acerca de Cuerpo sin órganos

El Amanecer es un periódico producido desde el año 2011 en aquel territorio que llaman chile. Nos presentamos como una editorial anárquica en su profundo sentido de negación a cualquier forma de sometimiento y sujeción, cabe decir que no entendemos el anarquismo como una ideología o alguna que otra fantasía de la sociedad idealista platónica, para nosotrxs la anarquía es devenir y NO ser; en ese sentido no concebimos al anarquista como una identidad sino como una forma de resistencia desterritorializada y fuga al estado de las cosas que nos somete. Actualmente la edición impresa del periódico se encuentra en un estado de pausa ya que quienes le editábamos nos encontramos en un momento de (auto)producción periférica de saberes. A la fecha seguimos produciendo artículos, ensayos y manifiestos que abordan temas como el esquizoanálisis, contrafilosofía (michel onfray), antipsiquiatría, teoría queer feminista, situacionismo, nihilismo y cualquier cuestión asociada al anarquismo como nosotrxs lo deseamos.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a El sexo como obligación social. La supuesta libertad sexual y la norma

  1. Naiden dijo:

    Avanzamos como un péndulo, los tabués de ayer son la liberación de mañana y vice versa.

    Nunca nada se puede asumir como “adquisición”, la vanguardia siempre mira en retrospectiva, y dar por hecho que sus antecesores no se dieron cuenta de esa “verdad”, que determinó su servilismo al sistema. Y luego a esa vanguardía se le hará la misma crítica.

    Este texto apunta fatalmente a la era de ese mundo feliz, donde el Hermafrodita será el sujeto ideal, sexualmente libre, y torpemente servil, a una gran maquinaria donde se enajenó hasta la última fibra de humanidad, con tal de lograr la pusilanimía absoluto y el control sistémico.

  2. creo que tenemos que escuchar más nuestro instinto y hacerle caso al corazón (dentro de lo constructivo) solo pido que se respete a cristo, no confundir con la religión organizada, ahí mismo que está el trono de la oscuridad gobernante,

  3. Contrapsicólogo dijo:

    Provocador artículo que identifica sintéticamente los elementos históricos e ideológicos que soportan el discurso heteronomarivo, no obstante resulta severamente contraproducente la ausencia de una fundamentación autónoma que valide de manera categórica la alternativa anómica en torno a la sexualidad. El mensaje se vuelve estéril, algo así como una “masturbación intelectual” sin mayores pretensiones que convencer a la hermética audiencia progresista concordante, en lugar de una argumentación que permita desafiar efectivamente la hegemonía de los consensos opresivos que preserva la opinión pública y el legos común y silvestre sobre el tema.

  4. Hernan Ras dijo:

    Muy ilustrativo el texto pero faltó destacar la presión social que tiene el hombre a la hora de tener relaciones con una mujer, ya sea su pareja o no y los resultados que conlleva no cumplir las expectativas y ser tachado como raro, antisocial, tímido y en algunos casos homosexual por la gente que no ve su iniciativa. Esto es causa de los medios de comunicación que, al intentar presentar campañas “preventivas” lo que hacen es promocionar el sexo y crear esa incertidumbre de que si ellos pueden yo porqué no.

    • Jade dijo:

      Bravo Hernán, muy valiente y oportuno tu reflexión. Coincido plenamente

    • k'MAS dijo:

      A eso también se refiere con los discursos patriarcales. Recuerden que este sistema socio-económico-cultural afecta a ambos sexos en la construcción de los géneros. La mujer no caga y si se acuesta con más de uno, es zorra. El hombre no llora y si no folla, es el pastel del grupo de amigos y no coincide con el prototipo de hombre machirulo de la cerveza en promoción. Muy importante por eso mi respetable Hernan, saber con quien se tiene sexo y si es desconocidx, se sabe bien que es un riesgo. Quizás por eso la experimentación y el saber que primero se tiene sexo con unx mismx.

      MI opinión compare, espero que le sirva

  5. sergio dijo:

    Me carga que hablen de la heteronorma siempre,como si no existiera la homosexualnorma. Ambas funcionan del mismo modo. Yo creo que estamos tan metidos en este sistema que pensamos ilusamente que la libertad nos la entrega el sexo. También pensamos que querer culiar cada cinco segundos es normal porque es un instinto. Perdón pero ni los perros viven así. Yo creo que hemos exacerbado tanto el pensamiento entorno al sexo que la cosa se ha vuelto una esclavitud, quizás orgásmica rica muchas veces, pero esclavitud al final del día. En casi todas partes es el único tema del que se habla, de que tenía el chorito apretaito, que la tula grande, que las mansas tetas, etc etc. incluso se ha mercantilizado tanto que ahora es casi un capital cultural tener harto sexo, como que la gente se siente orgullosa porque se acostó con 10 personas distintas en el mes. No estoy diciendo que nadie haga eso ni lo recrimino, sólo digo que lo exponen públicamente como si fuera un trofeo, como si fuese un logro, algo que hay que aplaudir. También pienso que se nos ha exacerbado la idea del sexo porque vivimos siempre tan estresados que es una vía de supuesto escape, de relajo, de placer, pero quizás si no viviéramos con esta presión del día a día no sería algo tan obligado. etc Quizás estoy hablando una mercocha de ideas, pero es porque de a poco las estoy ordenando en mi cabeza, pero espero se entienda algo. En resumen quiero decir que tengan sexo cuando realmente quieran tenerlo, no para inflarse el pecho y fanfarronear ni para demostrar que tan hombres o mujeres son.

    • Jade dijo:

      Exacto, totalmente de acuerdo!

    • Der Einzige dijo:

      Mi pensar actual va orientado hacia el mismo lado. Se nos quiere hacer creer que lo único que hay que tener en mente es ligar y follar (sepan disculpar los términos, uso éstos para tratar de dejar clara la idea) todo lo que se mueva, como siésto fuera lo más normal del mundo. Quizás para que no nos dediquemos a reflexionar masivamente sobre esta mierda de sociedad en la que fuimos a caer…

  6. lksdlaskdfjlasdkj dijo:

    En los últimos 14 días, culié, follé e hice el amor con 7 personas diferentes. Con cada una de ellas tuve la ocasión de pasarlo demasiado bien, intercambiar pensamientos, recorrer nuestros cuerpos, nuestros olores, nuestros gemidos, etc. A veces con orgasmo, a veces sin, a veces muchas veces, a veces sólo un ratito. Me encantan todas esas personas y casi todas saben de la existencia del resto, salvo un par. La sensualidad y la sexualidad son ejercicios tan pulentos y humanxs, que cualquier intelectualización es sólo una graciosa caricatura.

    Se ha puesto de moda últimamente un discurso intelectual que condena el libertinaje, que lo ubica bajo el capitalismo, el patriarcado y cualquier cuco vigente. Allá ellos. Mientras ellxs escriben, muchxs seguimos culiando, besándonos, olfateándonos… en fin, conociéndonos. Así ha sido desde los albores de la especie, pasando por todos los sistemas opresores conocidos. Y, para iracundia de muchxs intelectuales y monserguerxs, así seguirá siendo. Ñam.

    Langüetazos para todxs!

  7. miguelo77mzn dijo:

    demasiado mamoneo sexual el que tragamos hoy dia, mucho mas del que se pueda consioderar sano para la psique de cualquiera, las relaciones sociales se estan convirtiendo en un flirteo lleno de insinuaciones y doblesentidos con el que no todo el mundo esta comodo y no es extraño en segun que momentos sentirse un poco acosadx, presionadx , tentadx…ya mi es un asunto que reconopzco que a veces me incomoda y si te incomoda es porque sientes algun tipo de presion, y por su8puesto esa presion social existe, el sexo vende y compra demasiado alas personas hoy en dia, quiza hay quien controle de este tema y no le cause ningun problema y se desenvuelva bien en estos parametros, pero yo desdeluego que no, prefiero las cosas enel momento que yo lo decida.

  8. Todos lo que querías saber sobre sexo y no te animabas a preguntar lo podes hacer en los foros de la Comunidad Erotica SexoSinTabues.com:

    http://www.SexoSinTabues.com/ForoSexoErotico-ver-ultimo.html

    Buen sexo !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s