La Depresión como patología construida para el soporte de la Norma, parte 1

depresion_van_goghComo dice una amiga: “El saber medico hegemónico es la columna vertebral de la subjetividad dominante.”

Antes que todo, parece necesario aclararle al lector que no negaré bajo ninguna circunstancia un sufrimiento evidente en la subjetividad colectiva, si quisiera analizar esto insistiría en poner en cuestionamiento el estado de las cosas y las condiciones sociales que van produciendo miserias subjetivas y destruyendo las potencias de vitalidad humana. Pero lo que voy a cuestionar es la labor no inocente de la psiquiatría en objetivar el sufrimiento subjetivo y transformarlo en “enfermedad”, eh ahí cuando nos llaman a hablar de la familia de las depresiones.

Si queremos ir al DSM-V o al propio discurso médico-disciplinario para conocer la argumentación previa en considerar como enfermedad moderna lo que los griegos llamaban “Melancolía-Bilis Negra” -con notables diferencias conceptuales y de significantes- en la Teoría de los cuatro Humores nos encontraremos con dos soportes discursivos: una serie de descripciones de sintomatología de determinadas conductas o “malestares” subjetivos, y un discurso inexacto y falaz de neuroquímica. Habría primero que decir que ni siquiera me molestaré en discutir ampliamente el primer soporte, ya que basta decir que una alteración conductual a la “Norma” que traiga problemas de “bienestar” es un asunto político y no de “Salud” en términos médicos, así mismo el sufrimiento subjetivo como producción o efecto de situaciones no es sustento alguno para considerarle “enfermedad”, argumento que sirve para la mayoría de las patologías psiquiátricas. El segundo soporte sobre los neuroquímicos es completamente falaz y científicamente refutable, a la fecha no existe co-relación comprobable verídicamente entre determinados procesos de neurotransmisores y la subjetividad del sujeto, el sistema nervioso sigue siendo tan complejo que para ningún médico es “verdad” que una baja de neurotransmisores de Serotonina sea causante de estados “depresivos”, al menos no debiera ser “verdad” en términos científicos porque sigue siendo imposible entender el proceso de cientos de neurotransmisores y menos establecer parámetros de alguno, por supuesto que en el sistema nervioso se originan los estados de conducta del sujeto pero sigue no habiendo evidencia para determinar algún cuadro diagnostico. Pero los supuestos paliativos de la falaz enfermedad: los antidepresivos, se argumentan en una serie de experimentos y pruebas previas con animales -especialmente primates-, experimentos que han resultado no solo especistas sino también científicamente discutibles, puesto que hay una lejanía notable -para la suerte de los animales- entre conductas de animalidad y la subjetividad humana, además los protocolos de condicionamiento que se siguen en la experimentación animal son inexactos en su totalidad. No obstante lo dicho; la psiquiatría, el discurso mediático y la propaganda de la industria farmacéutica ha transformado meras hipótesis de la neuroquímica en verdades médicas para justificar la medicamentación masiva de la subjetividad, y siendo empíricamente demostrable el fracaso mundial de los fármacos antidepresivos, éste discurso falaz en origen sigue siendo ampliamente difundido en el último siglo para favorecer el negocio de la farmacología psiquiátrica y los dispositivos de control de biopoder asociados para la población.

La depresión –y no el sufrimiento subjetivo- es una patología inventada con razones biopolíticas y sin sustento científico que co-relacione procesos neuroquímicos con su supuesto origen. Es por esto que no propongo tratamientos alternativos ya que de antesala niego que haya enfermedad, lo que no es excluyente de propuestas radicales al cambio del “status quo” que pareciera ir produciendo en escala el malestar subjetivo. Como decía el viejo maestro Foucault“Nadie es más conservador que aquellas personas que afirman que el mundo moderno está afectado por la ansiedad nerviosa o la esquizofrenia. De hecho, es un modo astuto de excluir a ciertas personas o ciertos patrones de comportamiento.”, siguiendo al filósofo es necesario declararse en guerra contra las discursivas que sigan hablando de “enfermedad mental” sin sentido crítico, en ese sentido hablar de las depresiones atrae toda una semántica de enfermedad y Clínica.

Escrito por Orlando S.

Colectiva Antipsiquiatría

antipsiquiatria@riseup.net

Anuncios

Acerca de Cuerpo sin órganos

El Amanecer es un periódico producido desde el año 2011 en aquel territorio que llaman chile. Nos presentamos como una editorial anárquica en su profundo sentido de negación a cualquier forma de sometimiento y sujeción, cabe decir que no entendemos el anarquismo como una ideología o alguna que otra fantasía de la sociedad idealista platónica, para nosotrxs la anarquía es devenir y NO ser; en ese sentido no concebimos al anarquista como una identidad sino como una forma de resistencia desterritorializada y fuga al estado de las cosas que nos somete. Actualmente la edición impresa del periódico se encuentra en un estado de pausa ya que quienes le editábamos nos encontramos en un momento de (auto)producción periférica de saberes. A la fecha seguimos produciendo artículos, ensayos y manifiestos que abordan temas como el esquizoanálisis, contrafilosofía (michel onfray), antipsiquiatría, teoría queer feminista, situacionismo, nihilismo y cualquier cuestión asociada al anarquismo como nosotrxs lo deseamos.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La Depresión como patología construida para el soporte de la Norma, parte 1

  1. bernardo1643 dijo:

    Date: Thu, 14 Aug 2014 01:55:25 +0000 To: beniaviber@hotmail.com

  2. Samantha Palos dijo:

    No creo que el discurso basado en neurotransmisores sea del todo falso. Es decir, se sabe que la serotonina está implicada en la sensación de bienestar, otro asunto es que tomando inhibidores de la recaptación de la serotonina se alivie el sufrimiento, o si en parte lo hace, a cambio de qué efectos secundarios.
    Hace poco he estado leyendo un artículo de Patricia Churchland y viendo que es eso del materialismo eliminativo. En mi opinión Churchland, en su afán reduccionista, no tiene en cuenta que, respecto a la relación mente-cerebro, son los niveles macro (estados mentales) los que influyen en los niveles micro (estados neuronales) [una discusión sobre esto puede terminar en “qué fue primero, el huevo o la gallina”]. Recordar algo podría explicarse acudiendo al hipocampo, pero que ese algo no nos agrade es algo propio del recuerdo en donde el reduccionismo no puede aplicarse, y en el caso de que se pudiera no nos valdría para nada. La sensación de desagrado puede explicarse a nivel de neurotransmisores, pero no el hecho de que esa sinapsis se esté produciendo.
    Perdonadme si utilizo otro tipo de discurso distinto al que utilizáis aquí, pero tal vez encontremos así varias formas de atacar el mismo problema.
    Por otro lado tan sólo el hecho de encontrarnos haciendo crítica de la industria farmacéutica basta para saber que esta no funciona. ¿Os imagináis una pastilla maravillosa que te convirtiera en “normal” y dejaras de sufrir? Lo triste de esto es que seguramente todxs las estaríamos tomando.
    Un saludo.

    • vilma dijo:

      Gracias, es algo complejo, desde lo médico no puedo opinar, desde lo farmacologico , ahí………, solo, como todo en la vida me lo planteo, si creo en los efectos positivos sobre todo en pacientes con patologias severas, muchos han podido salir y ser ayudados, pero prefiero determe aqui y no continuar con este dialogo, lo plantean desde un lugar en que no me siento segura , sino entraria en un discurso donde de mi parte estsria hablando pour la galerie sin una base solida de conocimiento, gracias!!!!

  3. Vilma Casco Casco dijo:

    Y yo soy paciente,, y tomo un antidepresivo hace tiempo, y análisis, que puedo decirles a tanta reflexión filosófica , creo que me ayuda, para poder tener desde lo fisico, que se traslada a lo mental, una actitud mas positiva que combate ese desgano, que odio terriblemente, la vida no me pasa de costado y no he podido hasta ayer darme cuenta que estpoy poniendo todo mi ser en el afuera y quedo desgastada a tal punto que mi cuerpo se enferma, hoy en otra etapa, con mas tiempo, ya no trabajo en relacion de dependencia, siento que voy recuperando mi esencia y el analisis de tantos años, me va permitiendo de a poco , mirarme de una manera mas cariñosa, y viendo desde mi inyterior hacia afuera, y eso me hace ver todo diferente, respetar al otro, y tratar de respetarme tal cual soy. Pero la pastilla la tomo, hasta cuando? Hasta que el profesional y yo arrivemos a la idea de que puedo seguir sin ella. Les comparto mi sentir y acepto que reflexionemos juntos, si les interesa. Hasta pronto, vilma.

  4. G dijo:

    A pesar de coincidir en algunos aspectos,pienso que los fundamentos que se utilizan no tienen base, ya que se ha demostrado científicamente que algunos neurotransmisores si se activan con antidepresivos y por tanto si se nota su efectividad, en el caso de la depresión y algunos síndromes si son perfectamente controlables…los niveles de cerotonina son, por naturaleza propia, distintos en cada individuo y por ende cada persona es diferente en actitudes y forma de ser (cabe mencionar que implican mas cuestiones, pero la cerotonina es una de ellas)…pero el hecho es que si por naturaleza o por cuestiones psiclogicas se desactivan o no existe coneccion la persona presentara distintas cuestiones o actitudes que incluso la dañaran.
    O de que forma se debe controlar a pacientes ezquisofeenicos o maniacodepresivos o bipolares, etc,etc… Por desgracia y para suerte de algunos es un mal necesario…..

  5. vilma dijo:

    Me supera tu comentario, por lo tanto lo dejo ahi, y sigo tratando de superar aquello que me malogra, y hasta ahora voy para adelante, con medicacion , con terapia, y con mi voluntad q a veces me va en contra, buena alimentacion sana, natacion, espiritualidad y mis adorables mascotas, en fin menos palabras y mas accion, ………….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s