El cuerpo de Spinoza, Gilles Deleuze

SOBRE SPINOZA. ¿Por qué escribir sobre Spinoza? También a hay que abordarlo por el medio y no por el primer principio distancia única para todos los atributos). El alma y el cuerpo, nadie tuvo jamás una idea tan original de la conjunción «y».

Cada individuo, alma y cuerpo, posee una infinidad de partes que le pertenecen bajo una cierta relación más o menos impuesta. Cada individuo también está compuesto de individuos de orden inferior y entra en la composición de individuos de orden superior. Todos los individuos están en la Naturaleza como en un plano de consistencia del que forman la figura completa, variable en cada momento. Y se afectan unos a otros, puesto que la relación que constituye cada uno supone un grado de fuerza, un poder de ser afectado. En el universo todo son encuentros, buenos o malos, eso depende. Adán come la manzana, ¿el fruto prohibido? No, es un fenómeno del tipo indigestión, intoxicación, envenenamiento: esa manzana podrida descompone la relación de Adán. Adán tuvo un mal encuentro. De ahí la fuerza de la pregunta de Spinoza: ¿qué puede un cuerpo?, ¿de qué afectos es capaz? Los afectos son devenires: unas veces nos debilitan, en la medida en que disminuyen nuestra potencia de obrar y descomponen nuestras relaciones (tristeza), y otras nos hacen más fuertes, en la medida en que aumenta nuestra potencia y nos hacen entrar en un individuo más amplio o superior (alegría). Spinoza no cesa de asombrarse del cuerpo. No se asombra de tener un cuerpo, sino de lo que puede el cuerpo. Y es que los cuerpos no se definen por su género o por su especie, por sus órganos y sus funciones, sino por lo que pueden, por los afectos de que son capaces, tanto en pasión como en acción. Así pues, no habréis definido un animal en tanto que no hayáis elaborado la lista de sus afectos. Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado , | Deja un comentario

Intervención contra el respeto (audio)

En el marco de cualquier actividad en alguna zona temporalmente autónoma.
ESCUCHAR / DESCARGAR

somos como cienpies arrastrando el paisaje del sinrespeto (¿o era la sinrazón?)

Publicado en Material | Etiquetado | 1 Comentario

El deseo según Deleuze

6.2Liberar la vida no es algo abstracto. Deleuze piensa que la literatura libera la vida gracias a la creación de personajes. El capitán Ahab, Martín Edén, Robinson Crusoe, Alicia, Medea, Fedra, por citar unos cuantos. Estos personajes no han sido creados sacándolos de la vida real, sino que son fruto de la invención de los escritores, son fantásticas potencias de vida, gigantes de la vida: su misma existencia es ya resistencia frente a la imbecilidad y la vulgaridad.
La filosofía también tiene la función de resistir frente a la imbecilidad y la vulgaridad. La propuesta de Deleuze para liberar la vida del lenguaje del ser y de los juicios trascendentes se podría expresar en forma de tres acciones: borrarse, experimentar, hacer rizoma.
Borrarse quiere decir difuminar en nosotros el universal o la especie a la que pertenecemos: “hombre”, “blanco”, “occidental”. Nuestra identidad está formada por los contornos fijos, las líneas duras del ser. Para que la vida circule y devenga hay que poner el movimiento el territorio, emprender líneas de fuga, desterritorializarse. Convertirse en nómada. Pero el nómada no es el exiliado, no es aquel que debe abandonar su territorio, sino que es aquel que está continuamente moviéndose porque justamente lo que no quiere es abandonar su territorio. Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Contribución a una definición situacionista del juego

isNo se puede escapar a la confusión que envuelve a la noción de juego, desde el punto de vista léxico y desde el punto de vista práctico, más que considerando los cambios que ha sufrido. Tras padecer durante dos siglos la continua idealización de la producción, las funciones sociales primitivas del juego se manifiestan como supervivencias bastardas mezcladas con formas inferiores que proceden directamente de las necesidades actuales de organización de dicha producción. Al mismo tiempo, aparecen las tendencias progresistas del juego en relación con el desarrollo de las fuerzas productivas. Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado , | Deja un comentario

Para acabar con la masacre del cuerpo, Félix Guattari

Félix GuattariCuales sean las pseudotolerancias de que haga alarde, el orden capitalista bajo todas sus formas (familia, escuela, fábricas, ejército, códigos, discursos…) continúa sometiendo toda la vida deseante, sexual, afectiva, a la dictadura de su organización totalitaria fundada sobre la explotación, la propiedad, el poder masculino, la ganancia, el rendimiento…

Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado | 1 Comentario

Compilado de textos de Pedro García Olivo

pedro garcia olivoDescarga 80 textos, trabajos, publicaciones, ensayos y libros de Pedro García Olivo, para que pueda leer en este verano y desde luego pueda conocerlo. Seguir leyendo

Publicado en Libros, Material | Etiquetado , | Deja un comentario

Desconfiar del amor para liberar el deseo

by orlando esquizo.

¿Es el amor el problema o lo que el amor produce? A nadie le conviene criticar el amor, la historia conocida del pensamiento se inscribe bajo una serie de nociones que se presentan como naturales (justicia, educación, amor…) pero que en el fondo son fabricaciones humanas, atadas a su carga histórica y política que nos llevó a estar parados en este período de esa historia. Se dice que el amor es siempre bueno, se dice que el amor es puro, que es imperante en la conducta, dios es amor, dicen mucho para reforzar e idealizar ese conjunto de saberes, han querido dotarlo de tal naturalidad que el humano lo desea encontrar en el animal, llegaran a decir que la leona que se come a sus crías es un acto de desamor. Al parecer al humano se le olvida que en la tribu le movía solo el deseo y no el amor.
Parece resultar tan complicado superar el amor, incluso para los llamados criticos, todo parece indicar que esto se debe a que el humano -como otra producción- necesita de amor, desea el amor, ya que su inconsciente dejó la creación en su período de guagua y ahora se ha vuelto una representación teatral de las necesidades sociales, el amor y muchas otras.

Seguir leyendo

Publicado en Artículos | Etiquetado , | 1 Comentario